¿Cómo se forman los fiordos?

Resulta en verdad fascinante saber cómo aparecen los fiordos, enormes valles costeros de empinadas laderas que el mar ha ido inundando. Casi todos los fiordos surgieron a lo largo de la más reciente glaciación y tuvieron su punto de apogeo hace cerca de 20 mil años. Los glaciares, en aquel entonces, dominaban el paisaje, serpenteando con destino al océano y arrasando con cualquier cosa que interfiriera su paso.

Los fiordos son habituales en las zonas costeras montañosas de los océanos Pacífico y Atlántico. Hay muchos de ellos en naciones y lugares como Alaska, Nueva Zelanda, Chile, Canadá, Groenlandia, Suecia y Noruega.

Al tiempo que un glaciar excava su camino en las rocas, va apareciendo un paisaje en forma de letra “U”. El suelo de estos valles es llano y los muros elevados y ásperos. Y a la vez, el colosal río de hielo –el cual puede tener más de tres kilómetros de anchura-, se despliega hasta el suelo del valle. Al mismo tiempo, arrastra a su paso escombros de roca y otros materiales silvestres, con lo cual fomenta la capacidad abrasiva del glaciar.

Eventualmente tales escombros desembocan en la cabeza del glaciar y son lanzados, al tiempo que avanza el glaciar, a lo que se denomina la “morrena terminal”. Es tan grande la fuerza de los glaciares para excavar la roca, que no pocas veces el fondo del fiordo tiene una profundidad mayor que el océano en el cual terminan desembocando.

Al respecto, basta con mencionar al fiordo de Sogn, en Noruega, el cual mide unos 1,300 metros por debajo del nivel del mar. Al mismo tiempo que la más reciente glaciación terminaba, los océanos llenaban estos grandes valles congelados, dándole forma a los actuales fiordos.

Los fiordos, en esencia, son formaciones rocosas en un entorno congelado, que han aparecido a manera de vestigios de otros tiempos. La mencionada morrena se presenta y siempre estaba allí, a la entrada de un fiordo, a manera de un colosal manto de depósitos materiales, el cual sirve como una suerte de barrera frente al mar abierto.

También debemos mencionar las llamadas skerries, islotes rocosos que pueden ser enormes y bastante montañosos. Sin embargo también hay pequeños y traicioneros, en especial para las lanchas y embarcaciones que navegan en sus cercanías.

Los fiordos con frecuencia reciben cascadas derivadas por otras glaciaciones de tipo tributario, los cuales se incorporan al canal principal, a un nivel mucho mayor, que el del agua normal. Las zonas más hondas del canal de un fiordo por lo general se encuentran un punto más al interior donde la fuerza del glaciar tiene más intensidad.

 


Categorías:
Ciencia


Fatal error: Uncaught Exception: 190: Error validating application. Application has been deleted. (190) thrown in /home/gadgets/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273